¿Qué es eso de la fotografía sensitiva?

9 julio 2020
Fotografía de servicios de cuidado personal y salud integrativa - La Cierva Verde

El reto de explicar qué es la fotografía sensitiva siendo la propia fotografía un aspecto bastante subjetivo, se complica aún más cuando te das cuenta de que la percepción de las sensaciones es algo también totalmente interno e individual. ¿Cómo explicar entonces qué es y por qué pretendo que la mía lo sea?

Después de darle varias vueltas, la mejor manera que he encontrado para contar esto es describir y enseñar qué cosas me hacen sentir bonito y busco en mi fotografía, y porqué creo que esto, aplicado a imagen de marcas conscientes es tan intenso.


¿Dónde encuentro la sensibilidad?

  • En la luz, pero no en toda, la encuentro en esos rayos de sol que se cuelan entre los árboles, en la rayita que se cuela por la ventana solamente de seis a seis y cuarto de la tarde, en el contraluz, en la luz de una vela o de una guirnalda de bombillas. En las luces que están a punto de dejar de ser luces, como la del sol en ese momento en el que le quedan minutos para echarse a dormir.
  • En los detalles, en eso que si no paramos o si no andamos con atención, no vemos. Los detalles siempre marcan la diferencia.
  • En los momentos auténticos, aunque no sea la foto perfecta, aunque no tenga el encuadre o el enfoque afinado. Esa autenticidad de siente y emociona, y está por encima de una perfección que muchas veces no nos dice nada.
  • En los colores, en las combinaciones imposibles de un campo de flores silvestre, en el morado intenso de una hoja de lombarda, en el blanco puro de un suelo nevado. Cada color, una sensación.
  • En la sencillez de lo que es, sin artificios.

La encuentro en todas esas cosas porque a mí me hacen sentir interés, deseo, aspiración, apetito, calma y ganas de quedarme a vivir, al menos un ratito, en eso que estoy viendo, en eso que estoy sintiendo. La busco así en mis fotografías porque esta manera de mirar además, hace que mi vida sea más sencillamente auténtica, que encuentre más detalles en los colores y que haya más luces en mis sombras.

Por el camino me he encontrado con personas que miran y sienten parecido, y con otras que buscan y necesitan ver y sentir justo eso.


Sensibilidad, naturalidad y emoción aplicadas a la fotografía de marca

Como consumidora valoro mucho la naturalidad y autenticidad de una marca. Me gusta conocer su historia y sus procesos, cómo hacen lo que hacen y qué les llevó ahí y necesito que lo que me muestre esa marca case conmigo en valores, en sentimientos y en emoción. Yo ya no compro por comprar, lo hago bien cuando tengo una necesidad real o cuando quiero apoyar a una marca o negocio que considero lo están haciendo muy bien (con muy bien me refiero a que están preocupados y concienciados en que su actividad interfiera lo mínimo en el medio ambiente o incluso lo beneficie, que promueven la economía local y valoran el trabajo de las personas) y en ambos casos habré buscado en esas marcas autenticidad, sencillez, detalles, luz y colores que conecten conmigo.

Por eso, como consumidora y como fotógrafa creo que es tan importante que cada marca y proyecto muestre su trabajo, ya sea producto o servicio, desde sus valores y esencia, y lo haga además transmitiendo las sensaciones que quiere que el cliente se lleve.


Así pues, para mí, la fotografía sensitiva es aquella que busca mostrar un poquito más allá de lo que se ve, de un producto o un servicio. Es despertar sensaciones y alinear valores con imágenes

    Leave a comment