Este bizcocho verde de espinacas, dulce pero poco, ha sido un éxito en los talleres de desayunos. Además, compartí la receta hace unos meses exclusivamente para la Comunidad Verde (la newsletter más molona sobre vida sana y sostenible ¡Apúntate aquí!) pero sois muchos los que me habéis pedido que la publique en la web, así que ¡there you´re!.

Es ligero y perfecto para desayuno, snack o merienda y lo más genial: lleva un buen puñado de espinacas que ni notarás 🌿. Tu ración de verduras extra sin darte cuenta.

Bizcocho verde de espinacas

Bizcocho verde de espinacas

Ingredientes: 

  • 2/3 T de Trigo Sarraceno en grano (seco)
  • 1 plátano 
  • 1 puñado generoso de espinacas (puedes usar frescas o congeladas – descongeladas)
  • 1 c de tahini (opcional, también podría ser crema de avellanas, almendras…)
  • 2 dátiles (o ninguno si no te gusta muy dulce)
  • 4-5 C de Harina de almendra (o avena)
  • zumo de 1/2  limón
  • 1 c de bicarbonato
  • sal, pimienta, canela al gusto
  • 180 ml aprox de bebida vegetal (o agua)
  • 1 manzana y pipas para decorar

Procedimiento

IMPORTANTE: deja en remojo el trigo sarraceno toda la noche o al menos 4 horas

Precalienta el horno a 180º (calor arriba y abajo) y engrasa con un poco de aceite de coco o de oliva el molde del bizcocho.

Escurre y enjuaga bien el grano y añádelo a un vaso de batidora junto al resto de ingredientes (excepto la manzana y las pipas)

Bate durante unos minutos hasta conseguir una textura fina, cremosa y espesa tipo natillas. 

Echa la mezcla al molde y decora con unas rodajas de manzana, canela y pipas de girasol por encima. También puedes meter fruta cortada dentro de las magdalenas, nibs de cacao, pasas…

Hornea durante unos 25-30 minutos (comprueba que está hecho en la base pinchando con un cuchillo antes de sacarlo, depende del molde que uses y el horno puede tardar 5 o 10 minutos más)

Tip!:

Añade el limón y el bicarbonato al final, justo antes de meterlo al horno, o asegúrate de hacer la mezcla teniendo el horno ya “ready”: el bicarbonato reacciona con el ácido creando burbujas y el calor las “fija”, si esperamos mucho antes de meter la mezcla al horno perderemos esas burbujitas y el bizcocho no subirá casi.

Flipa!:

¡La masa puede comerse en crudo! (mejor sin bicarbonato, ni limón) a modo de pudding o “yogur” con algunos toppings, aquí tienes una receta de con cacao que está de vicio 👉El trigo sarraceno es un pseudocereal sin gluten alto en fibra, minerales e hidratos de carbono de bajo índice glucémico, también contiene proteína (un poquito más que otros cereales). 

¡Espero que te guste! si te animas a hacerla me encantaría ver el resultado ♥︎🌿. Comparte una foto en Instagram o Facebook ¡y no olvides nombrarme (@laciervaverde) para que pueda verla!

Autor

¿Quieres comentar algo?

Holi! En La Cierva Verde utilizamos cookies propias y de terceros para la mejora de nuestros servicios. Dale OK si aceptas su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar