Siempre que escribía “Dhal” dudaba de si era correcto y Wikipedia me ha dicho que está bien y que también se le conoce como Dal, daal o dahl 🙌🏼.

Dhal es un término sánscrito común en el sur de Asia para denominar a las legumbres a las que se les ha quitado la piel. Se le llama así tanto a este tipo de legumbres como a los platos que se preparan con ellas (en los que estas legumbres forman parte del principal ingrediente). Se considera un ingrediente fundamental de la cocina de la India.

Como imagináis hay mil maneras de preparar un dhal, desde combinarlo con legumbres o cereales, usar unas verduras u otras según temporada o aderezarlo con diferentes especias.

Hoy os traigo una versión “base” y os animo a que probéis a encontrar vuestra combinación favorita

El Dhal más conocido aquí en occidente está hecho a base de lenteja roja, que como decía al principio no tiene piel, esto significa que es más digestiva y más rápida de cocinar ¡BIEN!. Con respecto a propiedades, como cualquier otra legumbre, proporciona hidratos de carbono, proteínas vegetales, fibra, vitaminas, minerales… Puedes encontrar este tipo de lenteja entera o partida, el sabor y el resultado será bastante parecido, la diferencia será el tiempo de cocción, obviamente la partida necesita menos.

Presentaciones hechas, os dejo la receta de este Dhal de lenteja roja y verduras, muy fácil y rápido. Congela súper bien, por lo que recomiendo hacer una buena pota (como dicen por aquí) y congelar por raciones.

¿Sacamos las especias?

ingredientes para Dhal de lenteja roja y verduras

Ingredientes (3-4 raciones)

  • 1 Taza y 1/2 de Lenteja roja seca (+/- 300g)
  • 1/2 Cebolla
  • 1/2 Pimiento rojo
  • Guindilla fresca (opcional para paladares valientes)
  • 1/2 Calabaza (la tenía ya horneada del Batch Cooking del domingo, si no tienes puedes hacerlo con zanahoria o boniato)
  • 1 puñado generoso de espinacas
  • Coco rallado
  • 1 diente de ajo
  • 1 trozo pequeño de jengibre

Especias

Comino en grano · Curry · Semillas de Cilantro molido · Pimentón picante

Especias

Preparación

Primero de todo lava las lentejas en agua fría (acostúmbrate a lavar siempre granos y legumbres…)

Pon a calentar una olla a fuego medio con unos granos de comino, cuando empiece a oler super rico (¡cuidado que no se quemen!) añade un poco de AOVE (aceite de oliva virgen extra) la cebolla y el pimiento picados. Mientras salteas, trocea muy pequeño el ajo y el jengibre (si no quieres morder luego el jengibre puedes echar el trozo grande y luego retirarlo), agrégalos al sofrito, salpimenta y dóralos unos minutos.

Trocea la calabaza y las espinacas. Añade las espinacas y dale un par de vueltas hasta que pierdan volumen (puedes añadir un poquito de agua o vino blanco para que no se pegue a la olla) a continuación los trozos de calabaza y las especias al gusto, yo añado más o menos 1 cucharada de cada una (excepto del comino en grano, que ya lo echamos al principio)

Mezcla y añade las lentejas y 1 o 2 cucharadas de coco rallado (¡y la guindilla troceada si te apetece!). Remueve y cubre con agua hasta sobrepasar un dedo, sube el fuego y cuando empiece a hervir bájalo a la mitad y tapa, supervisa y si tus lentejas piden más agua añade sin miedo, recuerda que queremos un guiso-crema espesito, por eso yo prefiero ir poco a poco con la cantidad de líquido.

Dhal de lenteja roja y verduras

Dependiendo de la textura que quieras conseguir puedes remover de vez en cuando para deshacer las lentejas, esto le da un toque de sabor y texura que a mi personalmente me encanta.

Si tus lentejas eran de las partidas tu Dhal estará listo en 15-20 minutos, si eran enteras espera unos 10 minutos más.

Prueba y corrige de especias o sal si es necesario. Sirve con unas hierbas por encima, si te gusta el cilantro queda genial, si no puedes probar con perejil (esto además ayudará en la absorción de hierro) y si no con unas espinacas frescas y coco rallado está de vicio.

Extra de sabor:  si tienes salsa de tomate casera o tomate concentrado añade unas cucharadas cuando añadas el agua.

Extra de suavidad: añade una cucharada  de aceite de coco cuando tu dhal esté listo y remueve hasta que se derrita en la olla.

 

¡Espero que te guste!

Si lo haces por primera  vez cuéntame que tal te salió, si ya conocías este plato y tienes algún trucazo para que salga súper rico compártelo para que todos alucinemos con estas lentejas de color naranja.

Dhal de lenteja roja y verduras

Autor

¿Quieres comentar algo?

Holi! En La Cierva Verde utilizamos cookies propias y de terceros para la mejora de nuestros servicios. Dale OK si aceptas su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar