Hace unos meses estaba comiendo con unas amigas en una terracita de Madrid, menú del día, de entre los primeros, pasta con carne y tomate o crema de calabaza, elegí la crema y como segundo plato me decidí por la lubina con verduras en lugar del solomillo con patatas. Cuando el camarero nos «cantó» el postre, «tarta de la abuela, natillas, arroz con leche, helado y piña» yo pregunté si la piña era natural y dado que así era, la pedí como último plato, el joven, me miró raro, tomó nota y volvió con la piña, una tarta y un helado para mis amigas y dijo:

«Vosotras sí que sabéis disfrutar de un buen postre… No hace falta que hagas dieta muchacha, estás bien así…»

Yo, no pude evitar esbozar una falsa sonrisa y contestar:

«Gracias por el piropo, si es que lo era, y no te preocupes, que no estoy a dieta, ya se que estoy bien como estoy. Elijo piña porque me encanta la piña, elegí la crema porque me apetece comer verduras cada día y me decanté por el pescado porque realmente me gusta su sabor y me sienta mejor que la carne, así que por favor no sufras con mi elección, voy a disfrutar la piña más de lo que imaginas»

Seguramente, la parrafada sobraba… pero estoy harta de que en la sociedad actual comer sano y con un poco de cabeza esté siempre sujeto a críticas:

  • Si tomas el café sin edulcorar te preguntan porqué lo haces
  • Si pides por favor que a tu zumo natural no le añadan azúcar te dicen que «¡cómo que no! un poquito de azúcar no hace daño y está más rico»
  • Pedir ensaladas con salsa aparte o sin salsas…
  • Evitar los rebozados
  • Decir que el picho de tortilla te lo traigan sin pan
  • Pedir opciones vegetales de primero y de segundo
  • Preguntar si la crema de verduras lleva nata o si la fruta es natural o en almíbar
  • Proponer en una comida de grupo pedir una parrillada de verduras para compartir en lugar de unas bravas o alitas de pollo
  • y el colmo es preguntar en una tienda si tienen alguna galleta o magdalena sin azúcar añadido

No, no estoy a dieta. No pretendo mantener la línea y No sufro ni me cuesta un esfuerzo comer así.

Por otro lado Sí, pretendo preservar una mejor salud con mis hábitos alimenticios (HÁBITOS). Y desde que lo hago además, en lugar de quedarme sin opciones que comer, como todo el mundo cree al iniciar un cambio de hábitos, se abrió un abanico enorme de posibilidades, alimentos que no conocía, combinaciones deliciosas, platos nuevos con sabores increíbles. En mi casa no hay nunca plato igual que otro porque siempre se nos ocurren nuevas recetas y eso antes… no nos pasaba.

ME ENCANTA COMER BIEN, SANO Y SABIENDO QUÉ COMO. Mi cuerpo me pide verde, fresco y real, rechaza el azúcar y los productos que van en bolsas o que tienen ingredientes que nunca podré llegar a saborear.

Agua saborizada con limón, menta y pepino y una bolita energéticaResulta que en el mundo de hoy los que machacan su salud comiendo mal y de más, los que no prueban una fruta a lo largo del día, los que para merendar eligen un bocadillo de chorizo, los que tienen la piel seca, apagada y quebradiza de fumar, de beber café y vino en vez de agua y de no saltarse la magdalena del desayuno, de la merienda y la que va con el vaso de leche de antes de dormir son los normales y luego, están los raritos que siempre llevan una manzana en el bolso, que prefieren tostar los frutos secos en casa, que beben infusiones de jengibre, que comen el tofu ese insípido y que encima hacen pilates, yoga y esas cosas, puff! hippies

 

¿Que narices pasa?  a veces parece que hasta es un tabú decir que eres vegetariano (vegano ni te cuento), que no sales a comer con los amigos porque no puedes comer alimentos con lactosa o gluten por «no querer molestar», porque no te miren raro, o te traten de «especial» o… «espacial»

Sí, así estamos todavía… mientras nos dedicamos a criticar y juzgar los buenos hábitos, las tasas de obesidad, diabetes, esclerósis múltiple, asma y enfermedad de Crohn entre otras, no paran de crecer.

Abran la mente y las papilas gustativas. Hay vida (una mejor vida) tras las papas fritas y las pizzas grasientas del Domino’s…

Pero si ni con esas esto cambia, si van a seguir así las cosas, yo me declaro hippie-rara y disfrutaré de mis piñas y de mi brócoli al curry, mientras otros disfrutan de sus triglicéridos y de su cajita de pastillas.

 

cropped-fruta.jpg

 

 

 

Autor

omentario

  1. ¡Excelente! A pesar de tener muchas palabras lo he leído de un tirón y he bajado a la zona de comentarios directamente
    para agradecerte esta entrada, genial ! Felicidades

¿Quieres comentar algo?

Holi! En La Cierva Verde utilizamos cookies propias y de terceros para la mejora de nuestros servicios. Dale OK si aceptas su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar