Anacardos tostados con tamari

Anacardos… podría decir que están en mi Top 3 de frutos secos… no lo puedo evitar, soy muy fan… mucho. Creo que son perfectos para comer en cualquier lugar y situación, que combinan con dulce y con salado (y no solo por el sabor si no a la hora de digerirlos, si no nos pasamos claro) y por si no lo sabíais, por su textura cremosa son geniales para hacer salsas, quesos y yogures veganos.

El anacardo se cultiva en países de clima tropical y como curiosidad contaros que en realidad es la semilla de una fruta carnosa con forma de manzana que en un principio no se sabía que se podía comer. Hoy día es el fruto seco más conocido y exportado.

Al ser una semilla es recomendable darle unas horas de remojo antes de consumirlos para evitar antinutrientes, como el ácido fítico o los oxalatos (aquí te dejo un enlace para que lo entiendas mejor).

Y como después del remojo, comerlos no es lo más sabroso del mundo (a no ser que vayas a elaborar una salsa) te propongo una manera de tostarlos que quizás cuando la pruebes necesitarás llamarme para darme las gracias por el descubrimiento…

¡Con Tamari! 

«¿con qué?» preguntaréis algunos…

El Tamari es un tipo de salsa de soja, la diferencia con la tradicional, el Shoyu, es que ésta resulta de la fermentación la soja con granos de trigo tostados, agua y sal, por tanto lleva GLUTEN, tiene un sabor más suave y menos salado. El Tamari es la salsa de soja pura, fermentada solo con agua y sal, nutricionalmente contiene más hierro, es más espesa y de sabor más intenso.

Hechas las presentaciones, vamos a lo divertido…

Hazte con una buena cantidad de anacardos CRUDOS  (te parecerán pocos cuando pruebes el resultado)

  • Colócalos en un bowl grande y cúbrelos con una mezcla de agua y tamari en relación 2:1
  • Déjalos a remojo entre 2-4 horas

  • Precalienta el horno a 170º
  • Pasado el tiempo cuela los anacardos y colócalos sobre la bandeja del horno y con papel de hornear
  • Hornea con calor arriba y abajo durante 10-12 minutos
  • Retira con cuidado el papel de hornear dejando los anacardos en contacto con la bandeja para que terminen de secar y cojan una textura más crujiente
  • Sigue horneando otros 8-10 minutos más o hasta que estén crujientes con la opción de ventilador (es importante que vigiles el horno a partir de este punto para que los anacardos se tuesten ¡pero no se quemen!)
  • Déjalos enfriar, ten en cuenta que si no los retiras de la bandeja se seguirán haciendo con el calor residual. Si consideras que ya están hechos pásalos a un bote sin cerrar.

Puedes comerlos solos o crearte un mix con la combinación que quieras… pasas, nueces, cacahuetes…

Para conservarlos bien guárdalos en un bote hermético en un lugar seco y oscuro o en la nevera.

frutos secos tostados al hornoFrutos secos y semillas

Autor

omentarios

  1. Hola,
    Muy buena pinta!! Pregunto y donde compras anacardos crudos?? Gracias
    Un saludo
    Antonio

    • Hola Antonio! yo los suelo comprar a granel en La Calabaza (Calle Luanco, 11 de Gijón). Pero seguramente los encuentres en casi todas las tiendas de alimentación ecológica e incluso tiendas de frutos secos. 🙂

¿Quieres comentar algo?

Holi! En La Cierva Verde utilizamos cookies propias y de terceros para la mejora de nuestros servicios. Dale OK si aceptas su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar