Y las que no, son raras… algo esconden… o más bien, algo se pierden.

El desayuno… ese momento maravilloso, no sólo por el tipo de comida si no por todo lo que se genera alrededor. Las mañanas son silenciosas, tranquilas. Es el comienzo de un día que todavía no ha empezado. No piensas demasiado, hablas bajito o no hablas. Compartes el momento, si quieres. Si lo haces fuera de casa, me quedo con el sonido de la cafetera y con el traqueteo de las tazas y platos. No se por qué, es una de las comidas que menos “miedo” le de a la gente hacerla a solas.

La palabra desayuno va acompañada siempre de imágenes: rayos de luz, ropa cómoda, ducha mañanera, bebida humeante y comida multicolor.

Algunos estudios afirman que el desayuno, en condiciones normales, debería incluir, como mínimo, entre el 20% y el 25% de la jornada, y no sólo, por lo general no ocupa ni el 10% de ésta si no que se abusa de los productos procesados, bollería industrial, leche, café y una mala combinación de alimentos que nos altera y perjudica el funcionamiento normal y correcto cada día desde el comienzo.

Yo, no se si realmente será la comida más importante del día, pero desde luego para mí ésta decidirá bastante cómo será mi día. Antes acostumbraba a comer “casi” siempre lo mismo cada mañana, café con un par de tostadas y a la hora de salir a la calle, más de lo mismo, porque la oferta no va mucho más allá de eso. “Y entonces… ¿que vas a desayunar?” preguntaba mucha gente.

Pues… no tenía ni idea… pero tenía que haber otras alternativas más sanas y sabrosas, ¿no?

Investigando y probando, encontré rápido combinaciones sencillas (porque lo bueno, si fácil, dos veces bueno) y deliciosas que me abrió un mundo de posibilidades mañaneras.

smoothie bowl de yogur, ciruelas y algarroba

¡Si! ¡hay vida después de las tostadas de tomate y el pincho de tortilla!

Me confieso… Yo soy de la clase de persona que no sólo desayuna, sino que celebra y da gracias cada día por este instante.

¿Y tu? ¿Qué desayunas?

Autor

omentarios

  1. A mi también me gusta desayunar pero no tengo mucho tiempo por las mañanas. Todas las cosas que pones en las fotos tienen muy buena pinta ¿eso lo haces en el momento? ¿se tarda mucho?

  2. ¡Hola Gonzalo! Sí todo lo de las fotos se hace en el momento, ¡en 10 minutos o menos, según lo bonito que lo quieras dejar, lo tienes listo! En el caso de los Huefins serían 5 minutitos más por el horno y las Lilolas puedes prepararlas en un rato libre que tengas (no te llevará más de 20 min) y te aguantan al menos una semana en la nevera para ir picando según antoje, ¡están realmente deliciosas!
    Aún así iré subiendo ideas para que probéis y descubráis que otro desayuno es posible! 🙂

    Besos!

¿Quieres comentar algo?

Holi! En La Cierva Verde utilizamos cookies propias y de terceros para la mejora de nuestros servicios. Dale OK si aceptas su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar