7 de la mañana, suena el despertador y aún es de noche fuera… te duchas y preparas para saludar al día, literalmente. Tienes los segundos contados para salir, tu estómago ruge por el ayuno nocturno y ya sólo te quedan 10 minutos para marchar y piensas… «otra vez que no me da tiempo a desayunar» pero… olvidaste que…

¡La noche anterior te dejaste preparado un maravilloso pudding que sirves en menos de 40 segundos, enciendes una vela en 20 (porque no encontraste a la primera el mechero) y te quedan 9 maravillosos minutos para disfrutar del silencio antes de una intensa jornada de trabajo! Este momento queridos… no está «pagao». 

¿Lo quieres para mañana? ¡Apunta y prepara esta noche!

Para 2 raciones necesitas:batiendo remolacha

  • 1/2 vaso de Trigo Sarraceno en grano
  • 1 Remolacha
  • Kéfir. 4Cucharadas (también puedes usar Yogur, pero el primero, por su efecto probiótico es mucha mejor elección))
  • 2 cucharaditas de Cacao crudo en polvo

Lo ideal siempre para preparar el trigo sarraceno es lavarlo bien y dejarlo en remojo al menos 4 horas o toda la noche. Después se enjuaga bien (verás que suelta un liquidillo viscoso) y podrías consumirlo en crudo (para puddings, galletas…) o cocerlo (para usarlo como si fuera arroz o quinoa, en platos salados o dulces, unos 10-15 minutos). Yo por ejemplo cocí un vaso entero porque lo iba a usar para varias cosas.

Lo dicho, añade el trigo sarraceno al vaso de la batidora (bien remojado o cocido), licúa aparte la remolacha (si no tienes licuadora podrás batirla, sólo que deberás entonces reducir la proporción de trigo y/o añadir más kéfir para llegar a una textura cremosa y no demasiado espesa), agrega el zumo al grano sin llegar a cubrirlo del todo y añade el kéfir y las 2 cucharaditas de cacao. ¡Bate que bate!

Corrige según tu gusto añadiendo más zumo si te gusta el sabor de la remolacha o más kéfir si lo quieres suavizar.

Sirve con un poquito de granola o frutos secos machacados… relájate… ¡y a funcionar!

Nota: Yo no uso endulzantes… (todos deberíamos acostumbrarnos a reducir los sabores dulces de las comidas… matan las pupilas gustativas y demás efectos negativos que si aún no sabéis hablaré mas adelante) Si quieres una versión más dulzona podrías agregar a la mezcla unos trozos de fruta, pera o plátano quedan muy bien, pero esto es mejor que lo hagas si te lo vas a comer al momento para evitar la oxidación de la fruta. 

 

bowl-de-remolacha-cacao-y-trigo-sarraceno

 

Autor

¿Quieres comentar algo?

Holi! En La Cierva Verde utilizamos cookies propias y de terceros para la mejora de nuestros servicios. Dale OK si aceptas su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar